Permiso de Maternidad

Permiso de maternidad

El permiso de maternidad o de paternidad es un periodo de tiempo de descanso laboral que tiene todos los trabajadores en caso de parto, adopción o acogimiento. Este permiso no afecta los derechos salariales ni laborales.

En España las trabajadoras y los trabajadores tienen derecho a 16 semanas ininterrumpidas de permiso, remuneradas al 100 %. Este periodo puede ser ampliable en caso de algunos eventos excepcionales: en caso de discapacidad del bebé, de parto múltiple, de parto prematuro y en caso de recién nacidos que necesiten hospitalización superior a siete días a continuación del parto (en este caso especifico el permiso se ampliará en tantos días como el bebé se encuentre hospitalizado). Este ampliación del periodo puede llegar hasta 13 semanas después de los 16 de base. En caso de parto múltiple se pueden sumar dos semanas más por cada hijo, a partir del segundo.

Para beneficiar de esta ayuda durante la maternidad deben ser cumplidos algunos requisitos de cotización que varían según la edad:

no hay un periodo mínimo obligatorio de cotización por los menores de 21 años
por los trabajadores de edad comprendida entre los 21 y los 26 años se exigen 90 días de   cotización dentro de los últimos 7 años, o 180 días en toda la vida laboral.
por los mayores de 26 años se exigen 180 días dentro de los 7 años inmediatos anteriores, o 360 días en toda la vida del trabajador.
en caso de que un trabajador no haya los días necesarios para cumplir estos requisitos, tendrá derecho a una prestación económica de solo 42 días.

En caso de fallecimiento del hijo la beneficiaria tendrá el derecho de recibir una prestación durante los días que faltan para completar las 6 semanas posteriores al parto. En el caso de que la madre y el padre trabajen ambos el periodo podrá ser compartido entre los dos, salvos las 6 semanas posteriores al parto.

Si mientras que estás disfrutando del periodo de maternidad se extinga el contrato de trabajo el trabajador podrá beneficiar de la prestación hasta el termino establecido y seguidamente se podrá percibir la prestación por desempleo, siempre que se reúnan los requisitos exigidos.

Si después del parto o también durante el embarazo las condiciones de trabajo impliquen riesgo para la madre o el feto, se puede pedir a la empresa de mudar el puesto con uno más adecuado. Si no fuese posible la trabajadora tiene el derecho de suspender su contrato por riesgo durante el embarazo. La retribución en este periodo de interrupción será del 100%. Esta prestación puede durar hasta que el hijo/a no cumpla 9 meses de edad o hasta cuando la trabajadora se reincorpore a su empleo.

Hay una otra extensión que es dependiente del periodo de lactancia. Las mujeres tienen derecho a 13 días por lactancia, cuya horas pueden ser acumuladas en jornadas completas.

Como documentación la madre o el padre tienen que presentar a la empresa un informe que les deja el hospital o el medico de cabecera. También la empresa tiene que otorgar un documento para solicitar el permiso a la Seguridad Social, en la que la familia tiene que darse de alta al hijo/a para pedir un impreso que la misma transmite al Centro de Atención Primaria, con el libro de familia y el permiso de maternidad anteriormente solicitado.

Esta entrada fue publicada en Novedades. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *