Argumentos que hay que Evitar en la Oficina

Temas de evitar en la oficina

Cada día todos pasamos la mayor parte de nuestra jornada en la oficina o en general en el trabajo. Nuestros colegas siempre más frecuente son también amigos. Pero es muy relevante hacer diferencia entre argumentos de conversaciones con los amigos fuera del contesto laboral o dentro de eso mismo.

La principal razón de este comportamiento es la de no confundir la vida personal con aquella profesional; eso porque puede ser peligroso por un empleado que espere hacer carrera o en general ascender el organigrama empresarial.

Vamos a ver los 7 temas menos recomendados como argumentos de conversación en la oficina:

  1. Problemas personales: a veces es casi imposible no hablar de una situación que nos afecta como por ejemplo la muerte de una persona querida, o una ruptura, o de una persona de la que estamos enamorados, pero no se puede comentarla a la ligera. Y sobre todo es importante comprender con quien se puede hablar o con quien es preferible no hablar.
  2. Detalles Íntimos: recuerda siempre que una relación de compañerismo no es como una de amistad. Elige bien tu compañeros para hacer confidencias, y hágalas solo si es necesario. Hablar de detalles íntimos puede también dar lugar a chismes innecesaria sobre ti.
  3. Información Salarial: no es recomendable comentar con propios compañeros sobre nuestro salario, ya que esta es un cuestión entre nosotros y Recursos Humanos y sobre todo según cual es nuestro salario podemos despertar celos o envidias.
  4. Problemas Médicos: hablar de nuestros eventuales problemas médicos no es una buena idea. Es mejor no exhibirlos porque la dirección puede pensar que el trabajador sale muy caro si tiene muchos problemas.
  5. Fiestas de noche y consecuencias: hablar en la oficina de fiestas a las que hemos ido durante el fin de semana especialmente si estábamos ebrios o se durante de la fiesta hemos conocidos personas, o hemos hecho encuentros particulares no es bueno. estas historietas dan una imagen frívola de nosotros y de las personas que frecuentamos. Para evitar que nuestro compañeros conocen nuestros hábitos nocturnos sería mejor dejarlos fuera de nuestra redes de amigos de Facebook o de otros social networks como twitter.
  6. Comentarios racistas: nunca podemos saber si alguien en nuestra oficina conoce o es amigo de personas de otras razas; y sobre todo no podemos saber si nuestros compañeros son racistas o no, por eso es mejor no hacer comentarios racistas. Siempre encontrarás alguien que se sienta ofendido por tu afirmación.
  7. Quejas constantes acerca del trabajo: si tienes algún problema con un compañero o hay problemas con una carga excesiva de trabajo la mejor cosa es de ir a la dirección y no de lamentarlos en la oficina con otras personas.
Esta entrada fue publicada en Novedades. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *